Se reúnen en este volumen los estudios que Ortega dedicó a la filosofía de Kant, de Hegel y de Max Scheler, y otras páginas más breves en las que también analiza la obra de algunos filósofos contemporáneos.
La importancia de su relación con Kant es notoria, y los estudios aquí incluidos -«Reflexiones de centenario» y «Filosofía pura»- lo demuestran. Fue el kantismo su primera morada filosófica y desde la que emergería a sus propias visiones originales. En éstas la «conciencia histórica» representa un valor capital, y fue Hegel, a su modo, el iniciador de ese nuevo nivel de la filosofía occidental. Por ello, la meditación de Hegel sería para Ortega, igualmente, un momento esencial en su revisión del pasado filosófico. Sus páginas sobre Scheler, en cambio, representan un diálogo que pertenece a la vida del presente, a su propio mundo.

Descargar

Anuncios